Andrea Vargas le sonríe a los obstáculos

(Martes 12 de junio 2018). Cada vez que la atleta costarricense Andrea Vargas se apresta a competir en la prueba de los 100 metros vallas, la puriscaleña ha salido bien librada de todos los obstáculos al establecer en cinco oportunidades, bajar sus tiempos para establecer un nuevo récord nacional.

 

El pasado domingo en el Campeonato Nacional de Atletismo realizado en la pista de la “Joya de la Sabana”, Vargas obtuvo la medalla de oro en  los 100 metros vallas donde estableció  su más reciente récord nativo con 13:06 dejando atrás el que impuso  en los pasados Juegos Centroamericanos Managua 2017 con 13:12.

 

Con el despunte del amanecer,  en una fría madrugada con bruma incluida, Andrea  Carolina Vargas, llegó puntual a sus entrenamientos al  Estadio Nacional empujando el coche donde aún soñolienta y en pijama viajaba su hija “Abril”, pues nadie le puede cuidar a su retoño mientras ella se entrena.

 

El entrenamiento inició al grito de “vamos a calentar”. Era la voz de su  madre que a su vez es su entrenadora: Doña Dixiana Mena

 

Luego de 2 horas y media la practica llegó a su fin, la pequeña Abril recogía los juguetes mientras su abuela y su madre las vallas para iniciar la partida nuevamente a Puriscal, donde Andrea debe llegar al Bufete donde ejerce como Abogada con énfasis en Familia no sin antes conversar de su presente y futuro.

 

 “Así es como se fabrica un récord” dijo con su pecho agitado y transpirando de pies a cabeza, pronunciado: “El domingo (10 de junio) fue la quinta vez que logré  establecer una marca nacional en los 100 metros vallas. Gracias a Dios se nos dio un buen día para lograr la medalla de oro y establecer mi primer récord del 2018 en esta distancia” mencionó la puriscaleña mientras se hidrataba con agua pura.

 

Desde el 2017 a la fecha ha pasado mejorando sus tiempos iniciando con 13.59, luego llegó un 13.53 poco después un 13.31 más tarde en Managua 13:12 y el pasado domingo 10 de junio el 13.06 donde ahora quiere bajar a los 12 segundos con centésimas. 

 

“Parece mentira que una prueba de 13 segundos se tenga que trabajar tantas horas a la semana. En mi caso viajo desde Puriscal a San José siempre, pero todo este sacrificio se compensa con los resultados pues estoy en el atletismo desde que era juvenil donde tengo dos récords nacionales en 100 vallas sub 18 y 80 metros vallas juvenil” dijo Vargas mientras seguía hidratándose.

 

En sus inicios Andrea recuerda cuando sobre  la pista de cemento del Estadio Luis Ángel Calderón en Puriscal, iniciaba su travesía por el mundo deportivo donde las vallas eran tubos de PVC (se ríe) recalcando: “siempre con el apoyo y consejos de mi  mamá que ha sido mi entrenadora”, y vuelve a tomar un sorbo grande de agua, seguramente para bajar un nudo que llegó a su garganta después de decir la palabra “mamá”.

 

“Desde siempre mi mamá nos ha guiado dentro como fuera de las pistas de atletismo tanto a mi como a mi hermana menor Noelia, quien recientemente se proclamó campeona centroamericana en los 5.000 metros (18:14), 10 kilómetros marcha (48:27) y los 3.000 metros (10:26) y fue 7ma en la Copa del Mundo de Marcha Juvenil en China, con  récord nacional (46:54).

 

Ahora espera seguir entrenándose  para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla que serán del 19 de julio al 3 de agosto.

 

“Vamos a ver cómo nos va en Barranquilla, por lo pronto estaré en los 100 metros vallas. Solo quisiera tener un fogueo más antes de ir a los Juegos de Barranquilla, pero vamos a ver lo que Dios tiene para mí” concluyo mientras nuevamente a como ingresó al Estadio Nacional partió rumbo a Puriscal, empujando el coche donde viajaba su hija “Abril”.

 

PIE DE FOTOS: La campeona nacional y centroamericana de los 100 metros vallas, Andrea Vargas ocupa entrenarse 2 horas 30 minutos por día durante 5 días, para estar a tono en una carrera que le demora 13 segundos.